Moodys.com
Please Note
We brought you to this page based on your search query. If this isn't what you are looking for, you can continue to Search Results for ""
The maximum number of items you can export is 3,000. Please reduce your list by using the filtering tool to the left.
Close
Close
Email Research
Recipient email addresses will not be used in mailing lists or redistributed.
Recipient's
Email

Use semicolon to separate each address, limit to 20 addresses.
Enter the
characters you see
Close
Email Research
Thank you for your interest in sharing Moody's Research. You have reached the daily limit of Research email sharings.
Close
Thank you!
You have successfully sent the research.
Please note: some research requires a paid subscription in order to access.
Already a customer?
LOG IN
Don't want to see this again?
REGISTER
OR
Accept our Terms of Use to continue to Moodys.com:

PLEASE READ AND SCROLL DOWN!

 

By clicking “I AGREE” [at the end of this document], you indicate that you understand and intend these terms and conditions to be the legal equivalent of a signed, written contract and equally binding, and that you accept such terms and conditions as a condition of viewing any and all Moody’s inform​ation that becomes accessible to you [after clicking “I AGREE”] (the “Information”).   References herein to “Moody’s” include Moody’s Corporation, Inc. and each of its subsidiaries and affiliates.

 

Terms of One-Time Website Use

 

1.            Unless you have entered into an express written contract with Moody’s to the contrary, you agree that you have no right to use the Information in a commercial or public setting and no right to copy it, save it, print it, sell it, or publish or distribute any portion of it in any form.               

 

2.            You acknowledge and agree that Moody’s credit ratings: (i) are current opinions of the future relative creditworthiness of securities and address no other risk; and (ii) are not statements of current or historical fact or recommendations to purchase, hold or sell particular securities.  Moody’s credit ratings and publications are not intended for retail investors, and it would be reckless and inappropriate for retail investors to use Moody’s credit ratings and publications when making an investment decision.  No warranty, express or implied, as the accuracy, timeliness, completeness, merchantability or fitness for any particular purpose of any Moody’s credit rating is given or made by Moody’s in any form whatsoever.          

 

3.            To the extent permitted by law, Moody’s and its directors, officers, employees, representatives, licensors and suppliers disclaim liability for: (i) any indirect, special, consequential, or incidental losses or damages whatsoever arising from or in connection with use of the Information; and (ii) any direct or compensatory damages caused to any person or entity, including but not limited to by any negligence (but excluding fraud or any other type of liability that by law cannot be excluded) on the part of Moody’s or any of its directors, officers, employees, agents, representatives, licensors or suppliers, arising from or in connection with use of the Information.

 

4.            You agree to read [and be bound by] the more detailed disclosures regarding Moody’s ratings and the limitations of Moody’s liability included in the Information.     

 

5.            You agree that any disputes relating to this agreement or your use of the Information, whether sounding in contract, tort, statute or otherwise, shall be governed by the laws of the State of New York and shall be subject to the exclusive jurisdiction of the courts of the State of New York located in the City and County of New York, Borough of Manhattan.​​​

I AGREE
Rating Action:

Moody's afirma las calificaciones de México en Baa1; mantiene perspectiva negativa

 The document has been translated in other languages

29 Apr 2021

New York, April 29, 2021 -- Moody's Investors Service, ("Moody's") afirmó el día de hoy las calificaciones de emisor de largo plazo en moneda extranjera y moneda local del Gobierno de México en Baa1. La perspectiva se mantiene negativa.

La decisión de afirmar las calificaciones de riesgo a pesar de evidencia en la erosión de algunas de las métricas de crédito de México refleja dos principales factores. En primer lugar, el deterioro en las cuentas fiscales ha sido limitado, y es probable que continúe siendo limitado, en parte como consecuencia de la austeridad fiscal adoptada durante la crisis. En segundo lugar, la pronunciada contracción económica -- en parte consecuencia de la postura fiscal austera -- será probablemente revertida, con el crecimiento a mediano plazo regresando a su tendencia pre-pandemia, apoyada en el corto plazo por crecimiento robusto en Estados Unidos.

La decisión de mantener la perspectiva negativa refleja riesgos a la baja, en parte como consecuencia de lo que Moody's considera un debilitamiento en el marco de políticas públicas. La débil recuperación de la inversión y de la demanda interna, además del limitado crecimiento en productividad, aumentan el riesgo de que el crecimiento en el mediano plazo sea más bajo de lo que Moody's espera. Las cuentas fiscales están expuestas tanto a los riesgos de que el crecimiento económico sea menor de lo esperado como a la posibilidad de que el apoyo financiero a Pemex sea mayor de lo que Moody's espera, dado que la agencia calificadora considera poco probable que la estrategia actual sea exitosa en abordar los retos estratégicos de la empresa, además de los retos que enfrenta el sector energético en su conjunto.

La decisión de afirmar las calificaciones también aplica a las calificaciones Baa1 de deuda sénior no garantizada de largo plazo en moneda extranjera y local de México, a las calificaciones (P)Baa1 sénior no garantizadas de notas a mediano plazo en moneda extranjera y local, y a la calificación (P)Baa1 "shelf" sénior no garantizada en moneda extranjera.

Los techos de riesgo país en moneda local y en moneda extranjera se mantienen en Aa3. La brecha de 4 escalones entre los techo país en moneda local y la calificación de emisor reflejan el rol relativamente limitado del gobierno en la economía y un historial de formulación de políticas públicas macroeconómicas predecible y confiable. La ausencia de una brecha entre los techos país en moneda local y extranjera refleja la ausencia de riesgos de convertibilidad y transferencia, anclado en una trayectoria de sólidas instituciones económicas que sostienen la convertibilidad de la monedad y la apertura de la cuenta de capital.

FUNDAMENTO DE LAS CALIFICACIONES

FUNDAMENTO PARA LA AFIRMACIÓN DE LA CALIFICACIÓN EN Baa1

DETERIORO LIMITADO EN LAS CUENTAS FISCALES Y EN LAS MÉTRICAS DE DEUDA

A pesar de que las métricas fiscales y deuda se han deteriorado en el último año, el deterioro ha estado en línea con lo que Moody's esperaba el año pasado cuando bajó las calificaciones a Baa1 de A3, además de que éste ha sido limitado en términos comparativos globales en el contexto de la pandemia. Aun cuando la economía se contrajo 8.2% comparado con la proyección de Moody's de una contracción del PIB real de 3.7% al inicio de la pandemia, la deuda a nivel gobierno federal sólo se incrementó alrededor de seis puntos porcentuales del PIB en 2020, en línea con las expectativas de la agencia de calificación en aquel entonces. La resiliencia de los ingresos gubernamentales como resultado de los esfuerzos por mejorar la recaudación tributaria, además de menor gasto corriente, llevaron a un incremento relativamente pequeño en el déficit fiscal a 2.4% de PIB de 1.8% de PIB en 2019. La decisión de apoyar a Pemex vía la bursatilización de activos en vez de transferencias directas ayudó a contener el aumento de deuda el año pasado.

Hacia futuro, Moody's espera que la postura fiscal conservadora que ha caracterizado a la administración actual continúe durante la segunda mitad del sexenio. Relacionado a esto, la agencia calificadora espera que el apoyo financiero a Pemex vía transferencias o reducciones de impuestos se mantenga limitada en alrededor de 1% de PIB por año. Mientras hay posibilidades limitadas de una mejora material en la baja base de ingresos gubernamentales, Moody's espera que los ingresos gubernamentales se mantengan relativamente estables como porcentaje del PIB, en parte reflejando los esfuerzos de las autoridades tributarias por combatir la evasión fiscal y mejorar la recaudación. Moody's espera que la reforma tributaria planeada para el 2022 sea de naturaleza administrativa.

Groso modo, Moody's espera que la fortaleza fiscal de México continúe siendo una característica positiva del perfil crediticio soberano en relación a pares de la categoría Baa. Incrementos de deuda moderados, en alrededor de un punto porcentual de PIB por año, serán el resultado de déficits primarios pequeños al nivel del gobierno federal. La carga de deuda del gobierno permanecerá por debajo de la mediana de soberanos con calificación de Baa, aunque la asequibilidad de la deuda (medida como pago de intereses como porcentaje de ingresos gubernamentales) permanecerá más débil que la de la mayoría de los pares en Baa.

FUERTE CRECIMIENTO EN ESTADOS UNIDOS APOYARÁ UNA RECUPERACIÓN ECONÓMICA EN MÉXICO

Moody's considera que la conservadora respuesta fiscal de México exacerbó el impacto económico de la crisis. Después de que el PIB cayera por más de 8% en 2020, Moody's espera una tenue recuperación del crecimiento económico de 5.6% en 2021 y de 2.7% en 2022. Sin embargo, en el mediano plazo Moody's proyecta que el crecimiento económico regrese al mismo potencial de alrededor de 2% por año que se esperaba antes de la pandemia. En términos generales, el impacto de la pandemia en la fortaleza económica de México no se espera sea fundamentalmente diferente a la de la mayoría de los países, con la pandemia dejando una cicatriz importante en el nivel del PIB pero no necesariamente en el crecimiento tendencial post-pandemia.

Ese pronóstico está sujeto tanto a vientos a favor como a vientos en contra. De las presiones a la baja, Moody's espera que la inversión continúe siendo alrededor de cuatro puntos porcentuales por debajo de lo que era hace cinco años, con implicaciones negativas para el crecimiento de productividad ya de por si muy bajo. La baja inversión refleja sentimientos negativos y preocupaciones persistentes del sector privado sobre cambios regulatorios y legales adicionales que pudieran impactar de manera negativa las condiciones de negocio, debido tanto a propuestas de ley como a confrontaciones recurrentes con el sector privado, a pesar de acuerdos en ciertas áreas. Mientras que el gobierno reconoce la necesidad de promover la inversión, su éxito en logarlo, o la persistencia del problema en la siguiente administración está por verse. De las presiones al alza, el crecimiento este año y el próximo se verán beneficiados por lo que Moody's espera sea una muy fuerte recuperación de la economía estadounidense, con exportaciones y producción manufactureras más elevadas, aunado a un rebote post-pandemia en consumo. Mejoras en las perspectivas de crecimiento económico de Estados Unidos han sido factores determinantes en que Moody's incrementara, desde enero de este año, sus estimados de crecimiento económico para México en 2021-22.

Adicionalmente, Moody's espera que se desarrolle una relación más constructiva entre Estados Unidos y México bajo la administración Biden, dado que la nueva administración ve a México como un socio de Norte América que se puede beneficiar de una mayor integración regional en las cadenas de producción. Esto, en el contexto del tratado comercial 'T-MEC' firmado entre Estados Unidos, México y Canadá, el cuál entró en vigor a partir del 1 de julio de 2020. Dicho esto, es probable que México experimente una recuperación en "dos velocidades", con los sectores de la economía conectados a Estados Unidos expandiéndose a un ritmo más rápido que los que están impulsados por la demanda doméstica.

FUNDAMENTO PARA LA PERSPECTIVA NEGATIVA

La decisión de Moody's de mantener la perspectiva negativa refleja primordialmente los riesgos a la baja en crecimiento y los riesgos potenciales en lo fiscal relacionados a la necesidad de apoyo financiero recurrente a Pemex.

Asimismo, la débil perspectiva de inversión podría disminuir la tasa de crecimiento económico a mediano plazo más allá de lo que Moody's actualmente espera. Moody's espera que el crecimiento económico tienda a cerca de 2% después de 2022. Sin embargo, decisiones de política pública y preocupaciones del sector privado relacionadas a cambios legales y regulatorios, particularmente en el sector energético, podrían seguir minando el clima de negocios y tener un impacto negativo duradero en el crecimiento de mediano plazo.

La débil inversión y un mercado laboral débil continúan representado riesgos a la baja a la demanda interna. Mientras que la tasa de desempleo ha caído de su pico en 2020, continúa por encima de los niveles vistos en diciembre de 2019, y la calidad del empleo continua rezagada: el subempleo representa 14% de la población empleada a diciembre de 2020 (comparada a un promedio de 7% en 2019), y aquellos ganando el equivalente a menos de dos salarios mínimos representaron 57.2% de aquellos empleados (comparado con 51% del último trimestre de 2019).

La falta de un plan estratégico de recuperación integral para Pemex representa un riesgo adicional a la baja para las finanzas públicas. Moody's actualmente espera que el apoyo del gobierno para Pemex sea recurrente, en alrededor de 1% del PIB por año por los próximos años. Dada la continua caída en producción de barriles durante la última década y menores precios de petróleo desde 2014, la contribución neta de Pemex a los ingresos gubernamentales ha ido disminuyendo y representó 2% del PIB para el 2017-18. Hacia futuro, Moody's espera que la contribución neta de la paraestatal siga disminuyendo y ronde en alrededor de cero, dada la menor producción y la necesidad de apoyar a la empresa para que ésta pueda cubrir con sus amortizaciones de deuda y sus necesidades de gasto en capital.

En el ámbito fiscal, Moody's anticipa un cambio gradual pero persistente hacia una estructura de gasto más rígida, una condición que limitará la flexibilidad de la política pública en los próximos años, lo cual dificultará la capacidad de respuesta de las autoridades ante choques sin que éstos tengan un impacto negativo en la carga de deuda. El gasto gubernamental en pensiones, que incluye seguridad social y obligaciones contractuales de pensiones para empresas paraestatales, ha ido aumentando anualmente a una tasa de 7.5% real por los últimos quince años (2006-20), de manera consistente por encima del crecimiento real del PIB, el cual promedió 1.4% en el mismo periodo. El gasto gubernamental en pensiones públicas ahora representa 4% del PIB comparado con 2% en 2006. La inversión pública total, la cual se encuentra en sólo 3.4% del PIB, ha caído a representar 13% del total del gasto en 2018-20 comparado con 20% que era en 2014-16, lo cual limita de manera severa el alcance de mayores recortes en gasto en el futuro.

CONSIDERACIONES AMBIENTALES, SOCIALES Y DE GOBERNANZA

La Puntuación de Impacto Crediticio ASG es moderadamente negativa (PIC-3) reflejando exposición moderada a riesgos ambientales balanceada por mayores riesgos sociales, derivado en gran medida por consideraciones de seguridad y salud, y de riesgos en gobernanza crecientes, debido al deterioro en la calidad de las instituciones, a pesar de la fortaleza del marco macroeconómico.

La exposición de México a riesgos ambientales es moderadamente negativa (A-3, puntuación del perfil del emisor) debido a la exposición del país a riesgos físicos del cambio climático en la forma de eventos de clima extremo que pueden impactar las finanzas de los gobiernos locales (no tanto a nivel gobierno soberano) vía una reducción del turismo, mayor gasto en alivio de desastres naturales y gasto en prevención. El tamaño y la diversificación de la economía ayuda a mitigar el impacto a nivel soberano. Adicionalmente, dada la interdependencia entre la paraestatal productora de petróleo y el gobierno, México está expuesto al riesgo de transición de carbón de mediano a largo plazo.

La exposición a riesgos sociales es moderadamente negativa (S-3, puntuación de perfil de emisor) reflejando una serie de factores. México enfrenta retos moderados en la provisión y calidad de la educación, vivienda, y de manera importante, en salud, seguridad y acceso a servicios básicos, México ha visto los niveles de violencia aumentar y vulnerar la seguridad física en distintos estados del país por al menos una década. Riesgos adicionales están relacionados con el envejecimiento de la población en décadas futuras. Este envejecimiento, en el contexto de un sistema de seguridad social que está significativamente desfondado, resultará en demandas sociales para administraciones futuras.

Los riesgos de gobernanza son moderadamente negativos (G-3 puntuación del perfil del emisor). El gobierno de México mantiene un fuerte historial de implementar políticas fiscales y monetarias efectivas. Sin embargo, el debilitamiento en la formulación de políticas públicas está llevando a políticas económicas que afectan de manera negativa decisiones de inversión y limitan la habilidad del gobierno para responder a choques de manera efectiva. Mientras que la fortaleza de instituciones clave como el banco central mantienen la estabilidad macroeconómica, México ha tenido puntuaciones bajas en factores institucionales por muchas décadas, con el control de la corrupción y el estado de derecho entre las áreas más débiles.

FACTORES QUE PODRÍAN GENERAR UN ALZA O UNA BAJA DE LAS CALIFICACIONES

Crecimiento económico sostenido por encima del escenario base podría regresar la calificación a estable. Un fortalecimiento material del balance general del gobierno, reflejado en particular en métricas de asequibilidad de deuda vía una base de ingresos más sólida, podría agregar presión positiva a la calificación. Un fortalecimiento sostenido de la gobernanza y del marco institucional podría llevar a un alza de la calificación.

Evidencia de que el crecimiento a mediano plazo se podría estabilizar en un nivel menor a 2% presionará la calificación a la baja. Una mayor posibilidad de que los déficits fiscales lleven a un incremento en deuda más pronunciado, ya sea debido al apoyo financiero para Pemex por encima de lo que ya está capturado en el escenario base de Moody's o debido a un deterioro de los ingresos gubernamentales, podría llevar a una rebaja de calificación. De manera similar, un incremento en pasivos contingentes, vía vehículos de finanzas estructuradas o con operaciones fuera del balance, podrían impactar la fortaleza general del soberano y llevar a una acción de calificación negativa.

Ingreso per cápita (en términos de paridad de poder adquisitivo, US$): 20,796 (2019 Efectivo) (también conocido como Ingreso Per Cápita)

Crecimiento real del PIB (% cambio): -0.1% (2019 Efectivo) (también conocido como crecimiento del PIB)

Tasa de inflación (IPC, % cambio diciembre/diciembre): 2.8% (2019 Efectivo)

Balance del gobierno general/PIB: -1.8% (2019 Efectivo) (también conocido como balance fiscal)

Cuenta corriente/PIB: -0.3% (2019 Efectivo) (también conocida como balance externo)

Deuda externa/PIB: 36.6% (2019 Efectivo)

Nivel de desarrollo económico: baa2

Historial de incumplimientos: No se han registrado eventos de incumplimiento (en bonos o créditos) desde 1983.

El 27 de abril de 2021, un comité de calificación fue convocado para discutir la calificación del gobierno de México. Los principales puntos abordados durante la discusión fueron: los fundamentos económicos del emisor, incluyendo su fortaleza económica, no han cambiado materialmente. La fortaleza financiera o fiscal del emisor, incluyendo su perfil de deuda, no ha cambiado materialmente. Otras opiniones consideradas incluyen: La fortaleza institucional y de gobernanza del emisor ha disminuido.

La principal metodología utilizada en estas calificaciones fue Metodología de calificación soberana publicada en Noviembre 2019 y disponible en https://www.moodys.com/researchdocumentcontentpage.aspx?docid=PBC_1158634. De otro modo, consulte la página de Metodologías en www.moodys.com para obtener una copia de esta metodología.

La ponderación de todos los factores de calificación está descrita en la metodología utilizada en esta acción de calificación crediticia, de ser aplicable.

CALIFICACIONES DE ESCALA NACIONAL

La Escala de Calificaciones Nacionales (NSR por sus siglas en inglés) de Moody's para México mapea la Calificación de Escala Global de Baa1 a un rango que va de Aaa.mx a Aa1.mx. Las Calificaciones en Escala Nacional de Moody's (NSR por sus siglas en inglés) son medidas relativas de la calidad crediticia entre emisiones y emisores de deuda dentro de un país determinado, lo que permite que los participantes del mercado hagan una mejor diferenciación entre riesgos relativos. Las NSR difieren de las calificaciones en la escala global en el sentido de que no son globalmente comparables contra el universo de entidades calificadas por Moody's, sino únicamente contra otras NSR asignadas a otras emisiones y emisores de deuda dentro del mismo país. El mapa completo puede ser accesado a través del compendio vigente de "Mapas de Calificaciones en Escala Nacional por País"

Las Calificaciones en Escala Nacional de Moody's (NSR por sus siglas en inglés) son medidas relativas de la calidad crediticia entre emisiones y emisores de deuda dentro de un país determinado, lo que permite que los participantes del mercado hagan una mejor diferenciación entre riesgos relativos. Las NSR difieren de las calificaciones en la escala global en el sentido de que no son globalmente comparables contra el universo de entidades calificadas por Moody's, sino únicamente contra otras NSR asignadas a otras emisiones y emisores de deuda dentro del mismo país. Las NSR están identificadas por un modificador de país ".nn" que indica el país al que se refieren, como ".za" en el caso de Sudáfrica. Para mayor información sobre el enfoque de Moody's respecto de las calificaciones en escala nacional, favor de consultar la Metodología de Calificación de Moody's publicada en mayo de 2016 y titulada "Correspondencia entre calificaciones en escala nacional y calificaciones en escala global". Aunque las calificaciones en escala nacional (NSR, por sus siglas en inglés) no tienen un significado inherente absoluto en términos de riesgo de incumplimiento o pérdida esperada, se puede inferir una probabilidad histórica de incumplimiento consistente con una NSR determinada, considerando la calificación en escala global (GSR, por sus siglas en inglés) a la que corresponde en ese momento específico. Para obtener información sobre las tasas de incumplimiento histórico asociadas con las distintas categorías de calificación en escala global a lo largo de distintos horizontes de inversión, favor de consultar http://www.moodys.com/researchdocumentcontentpage.aspx?docid=PBC_1217786.

REVELACIONES REGULATORIAS

Para obtener más información sobre los supuestos clave de calificación y el análisis de sensibilidad de Moody's, consulte las secciones "Supuestos de la metodología" y "Sensibilidad a los supuestos" del formulario de divulgación financiera. El documento Símbolos y definiciones de calificaciones de Moody's está disponible en: https://www.moodys.com/researchdocumentcontentpage.aspx?docid=PBC_110867.

Con respecto a las calificaciones emitidas en un programa, serie, categoría/clase de deuda o instrumento, este anuncio proporciona aclaraciones regulatorias relevantes en relación a cada calificación de un bono o nota de la misma serie, categoría/clase de deuda o instrumento emitida con posterioridad o conforme a un programa para el cual las calificaciones son derivadas exclusivamente de calificaciones existentes, de acuerdo con las prácticas de calificación de Moody's. Con respecto a las calificaciones emitidas sobre una entidad proveedora de soporte, este anuncio proporciona aclaraciones regulatorias relevantes en relación a la acción de calificación referente al proveedor de soporte y en relación a cada acción de calificación particular de instrumentos cuyas calificaciones derivan de las calificaciones crediticias de la entidad proveedora de soporte. Para calificaciones provisionales, este anuncio provee ciertas divulgaciones regulatorias en relación a la calificación provisional asignada, y en relación de la calificación definitiva que puede ser asignada de manera subsecuente al final de una emisión de deuda, en cuyo caso cuando la estructura de la transacción y los términos no hayan cambiado antes de la asignación de la calificación definitiva de una forma que haya afectado la calificación. Para mayor información, favor de consultar la pestaña de calificaciones en la página del emisor/entidad correspondiente en www.moodys.com.

Con respecto a cualquier entidad y/o instrumento calificado afectado que reciba apoyo crediticio directo de la(s) principal(es) entidad(es) a que se refiere esta acción de calificación, y cuyas calificaciones pudieran cambiar como resultado de esta acción de calificación, las revelaciones regulatorias serán aquellas asociadas con la entidad garante. Existen excepciones a este enfoque para efectos de las siguientes revelaciones, en caso de ser aplicables en la jurisdicción: Servicios Auxiliares, Revelación a la entidad calificada, Revelación de la entidad calificada.

Las calificaciones fueron divulgadas a la entidad calificada o su(s) agente(s) designado(s) y fueron emitidas sin modificación alguna por motivo de dicha divulgación.

Estas calificaciones son solicitada(s). Consulte la Política de Moody's para designar y asignar calificaciones crediticias no solicitadas, disponible en su sitio web www.moodys.com.

Las revelaciones regulatorias contenidas en este comunicado de prensa aplican a la calificación crediticia y, de ser aplicable, a la perspectiva de la calificación o revisión de calificación respectiva.

Los principios generales de Moody's para evaluar riesgos ambientales, sociales y de gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés) en nuestro análisis crediticio están disponibles en http://www.moodys.com/researchdocumentcontentpage.aspx?docid=PBC_1263068.

La calificación crediticia en escala global de este anuncio de calificación crediticia fue emitida por una de las filiales de Moody's fuera de la UE y está aprobada por Moody's Deutschland GmbH, An der Welle 5, Frankfurt am Main 60322, Alemania, de conformidad con el Artículo 4, Párrafo 3, del Reglamento (CE) N.° 1060/2009 sobre agencias de calificación crediticia. Puede obtener más información sobre el estado de aprobación de la UE y sobre la oficina de Moody's que emitió la calificación crediticia en www.moodys.com.

La calificación crediticia en escala global de este anuncio de calificación crediticia fue emitida por una de las filiales de Moody's fuera del RU y está aprobada por Moody's Investors Service Limited, One Canada Square, Canary Wharf, Londres E14 5FA, de acuerdo con la ley aplicable para agencias de calificación crediticia en el RU. Puede obtener más información sobre el estado de aprobación del RU y sobre la oficina de Moody's que emitió la calificación crediticia en www.moodys.com.

Favor de entrar a www.moodys.com para actualización de cambios del analista líder de calificación y de la entidad legal de Moody's que emitió la calificación.

Favor de ir a la pestaña de calificaciones en la página del emisor/entidad en www.moodys.com para obtener las revelaciones regulatorias adicionales de cada calificación crediticia.

Ariane Ortiz-Bollin
Vice President - Senior Analyst
Sovereign Risk Group
Moody's Investors Service, Inc.
250 Greenwich Street
New York, NY 10007
U.S.A.
JOURNALISTS: 1 212 553 0376
Client Service: 1 212 553 1653

Alejandro Olivo
MD - Sovereign/Sub Sovereign
Sovereign Risk Group
JOURNALISTS: 1 212 553 0376
Client Service: 1 212 553 1653

Releasing Office:
Moody's Investors Service, Inc.
250 Greenwich Street
New York, NY 10007
U.S.A.
JOURNALISTS: 1 212 553 0376
Client Service: 1 212 553 1653

No Related Data.
© 2021 Moody's Corporation, Moody's Investors Service, Inc., Moody's Analytics, Inc. y/o sus licenciadores y filiales (conjuntamente “MOODY’S”). Todos los derechos reservados.

LAS CALIFICACIONES CREDITICIAS EMITIDAS POR MOODY'S Y SUS FILIALES CONSTITUYEN SUS OPINIONES ACTUALES DE MOODY'S RESPECTO AL RIESGO CREDITICIO FUTURO DE ENTIDADES, COMPROMISOS CREDITICIOS, O INSTRUMENTOS DE DEUDA O SIMILARES, Y MATERIALES, PRODUCTOS, SERVICIOS E INFORMACIÓN PUBLICADA POR MOODY’S (COLECTIVAMENTE LAS “PUBLICACIONES”) PUDIENDO LAS PUBLICACIONES DE MOODY'S INCLUIR OPINIONES ACTUALES. MOODY'S DEFINE EL RIESGO CREDITICIO COMO EL RIESGO DERIVADO DE LA IMPOSIBILIDAD POR PARTE DE UNA ENTIDAD DE CUMPLIR CON SUS OBLIGACIONES FINANCIERAS CONTRACTUALES A SU VENCIMIENTO Y LAS PÉRDIDAS ECONÓMICAS ESTIMADAS EN CASO DE INCUMPLIMIENTO O INCAPACIDAD. CONSULTE LOS SIMBOLOS DE CLASIFICACIÓN Y DEFINICIONES DE CALIFICACIÓN APLICABLES DE MOODY’S PARA OBTENER INFORMACIÓN SOBRE LOS TIPOS DE OBLIGACIONES FINANCIERAS CONTRACTUALES ENUNCIADAS POR LAS CALIFICACIONES DE MOODY'S CREDIT. LAS CALIFICACIONES CREDITICIAS NO HACEN REFERENCIA A NINGÚN OTRO RIESGO, INCLUIDOS A MODO ENUNCIATIVO Y NO LIMITATIVO: RIESGO DE LIQUIDEZ, RIESGO RELATIVO AL VALOR DE MERCADO O VOLATILIDAD DE PRECIOS. LAS CALIFICACIONES CREDITICIAS, EVALUACIONES NO CREDITICIAS (“EVALUACIONES”) Y OTRAS OPINIONES INCLUIDAS EN LAS PUBLICACIONES DE MOODY'S NO SON DECLARACIONES DE HECHOS ACTUALES O HISTÓRICOS. LAS PUBLICACIONES DE MOODY'S PODRÁN INCLUIR ASIMISMO PREVISIONES BASADAS EN UN MODELO CUANTITATIVO DE RIESGO CREDITICIO Y OPINIONES O COMENTARIOS RELACIONADOS PUBLICADOS POR MOODY'S ANALYTICS, INC. Y/O SUS FILIALES. LAS CALIFICACIONES CREDITICIAS, EVALUACIONES, OTRAS OPINIONES Y PUBLICACIONES DE MOODY'S NO CONSTITUYEN NI PROPORCIONAN ASESORAMIENTO FINANCIERO O DE INVERSIÓN, Y CALIFICACIONES CREDITICIAS, EVALUACIONES Y OTRAS OPINIONES DE MOODY’S NO SON NI SUPONEN RECOMENDACIÓN ALGUNA PARA LA COMPRA, VENTA O MANTENIMIENTO DE VALORES CONCRETOS. LAS CALIFICACIONES CREDITICIAS, EVALUACIONES, OTRAS OPINIONES Y PUBLICACIONES DE MOODY'S NO CONSTITUYEN COMENTARIO ALGUNO SOBRE LA IDONEIDAD DE UNA INVERSIÓN PARA UN INVERSOR CONCRETO. MOODY'S EMITE SUS CALIFICACIONES CREDITICIAS, EVALUACIONES Y OTRAS OPINIONES Y PUBLICA SUS INFORMES EN LA CONFIANZA Y EN EL ENTENDIMIENTO DE QUE CADA INVERSOR LLEVARÁ A CABO, CON LA DEBIDA DILIGENCIA, SU PROPIO ESTUDIO Y EVALUACIÓN DEL INSTRUMENTO QUE ESTÉ CONSIDERANDO COMPRAR, CONSERVAR O VENDER.

LAS CALIFICACIONES CREDITICIAS, EVALUACIONES, OTRAS OPINIONES Y PUBLICACIONES NO ESTÁN DESTINADAS PARA SU USO POR INVERSORES MINORISTAS Y SERÍA TEMERARIO E INAPROPIADO POR PARTE DE LOS INVERSORES MINORISTAS TENER EN CUENTA LAS CALIFICACIONES CREDITICIAS, EVALUACIONES, OTRAS OPINIONES O LAS PUBLICACIONES DE MOODY'S AL TOMAR CUALQUIER DECISIÓN SOBRE EN MATERIA DE INVERSIÓN. EN CASO DE DUDA, DEBERÍA PONERSE EN CONTACTO CON SU ASESOR FINANCIERO U OTRO ASESOR PROFESIONAL.

TODA LA INFORMACIÓN CONTENIDA EN EL PRESENTE DOCUMENTO ESTÁ PROTEGIDA POR LEY, INCLUIDA A MODO DE EJEMPLO LA LEY DE DERECHOS DE AUTOR (COPYRIGHT) NO PUDIENDO PARTE ALGUNA DE DICHA INFORMACIÓN SER COPIADA O EN MODO ALGUNO REPRODUCIDA, RECOPILADA, TRANSMITIDA, TRANSFERIDA, DIFUNDIDA, REDISTRIBUIDA O REVENDIDA, NI ARCHIVADA PARA SU USO POSTERIOR CON ALGUNO DE DICHOS FINES, EN TODO O EN PARTE, EN FORMATO, MANERA O MEDIO ALGUNO POR NINGUNA PERSONA SIN EL PREVIO CONSENTIMIENTO ESCRITO DE MOODY'S.

LAS CALIFICACIONES CREDITICIAS, EVALUACIONES, OTRAS OPINIONES YLAS PUBLICACIONES DE MOODY'S NO ESTÁN DESTINADAS PARA SU USO POR PERSONA ALGUNA COMO PARÁMETRO, SEGÚN SE DEFINE DICHO TÉRMINO A EFECTOS REGULATORIOS, Y NO DEBERÁN UTILIZARSE EN MODO ALGUNO QUE PUDIERA DAR LUGAR A CONSIDERARLAS COMO UN PARÁMETRO.

Toda la información incluida en el presente documento ha sido obtenida por MOODY'S a partir de fuentes que estima correctas y fiables. No obstante, debido a la posibilidad de error humano o mecánico, así como de otros factores, toda la información aquí contenida se proporciona “TAL Y COMO ESTÁ”, sin garantía de ningún tipo.

MOODY'S adopta todas las medidas necesarias para que la información que utiliza al asignar una calificación crediticia sea de suficiente calidad y de fuentes que Moody's considera fiables, incluidos, en su caso, terceros independientes. Sin embargo, Moody's no es una firma de auditoría y no puede en todos los casos verificar o validar de manera independiente la información recibida en el proceso de calificación o en la elaboración de las Publicaciones.

En la medida en que las leyes así lo permitan, MOODY's y sus consejeros, directivos, empleados, agentes, representantes, licenciadores y proveedores declinan toda responsabilidad frente a cualesquiera personas o entidades con relación a pérdidas o daños indirectos, especiales, derivados o accidentales de cualquier naturaleza, derivados de o relacionados con la información aquí contenida o el uso o imposibilidad de uso de dicha información, incluso cuando MOODY's o cualquiera de sus consejeros, directivos, empleados, agentes, representantes, licenciadores o proveedores fuera avisado previamente de la posibilidad de dichas pérdidas o daños, incluidos a titulo enunciativo que no limitativo: (a) lucro cesante presente o futuro o (b) pérdida o daño surgido en el caso de que el instrumento financiero en cuestión no sea objeto de calificación crediticia concreta otorgada por MOODY'S.

En la medida en que las leyes así lo permitan, MOODY's y sus consejeros, directivos, empleados, agentes, representantes, licenciadores y proveedores declinan toda responsabilidad con respecto a pérdidas o daños directos o indemnizatorios causados a cualquier persona o entidad, incluido a modo enunciativo que no limitativo, negligencia (excluido, no obstante, el fraude, la conducta dolosa o cualquier otro tipo de responsabilidad que, en aras de la claridad, no pueda ser excluida por ley), por parte de MOODY's o cualquiera de sus consejeros, directivos, empleados, agentes, representantes, licenciadores o proveedores, o con respecto a toda contingencia dentro o fuera del control de cualquiera de los anteriores, derivada de o relacionada con la información aquí contenida o el uso o imposibilidad de uso de tal información.

MOODY'S NO OTORGA NI OFRECE GARANTÍA ALGUNA, EXPRESA O IMPLÍCITA, CON RESPECTO A LA PRECISIÓN, OPORTUNIDAD, EXHAUSTIVIDAD, COMERCIABILIDAD O IDONEIDAD PARA UN FIN DETERMINADO SOBRE CALIFICACIONES CREDITICIAS, EVALUACIONES Y DEMÁS OPINIONES O INFORMACIÓN.

Moody's Investors Service, Inc., agencia de calificación crediticia, filial al 100% de Moody's Corporation (“MCO”), informa por la presente que la mayoría de los emisores de títulos de deuda (incluidos bonos corporativos y municipales, obligaciones, notas y pagarés) y acciones preferentes calificados por Moody's Investors Service, Inc. han acordado, con anterioridad a la asignación de cualquier calificación, abonar a Moody's Investors Service, Inc. por sus servicios de opinión y calificación por unos honorarios que oscilan entre los $1.000 dólares y aproximadamente a los 5.000.000 dólares. MCO y Moody’s Investors Service también mantienen asimismo políticas y procedimientos para garantizar la independencia de las calificaciones y los procesos de asignación de calificaciones crediticias de Moody’s Investors Service. La información relativa a ciertas relaciones que pudieran existir entre consejeros de MCO y entidades calificadas, y entre entidades que tienen asignadas calificaciones crediticias de Moody’s Investors Service y asimismo han notificado públicamente a la SEC que poseen una participación en MCO superior al 5%, se publica anualmente en www.moodys.com, bajo el capítulo de “Investor Relations – Corporate Governance – Director and Shareholder Affiliation Policy” ["Relaciones del Accionariado - Gestión Corporativa - Política sobre Relaciones entre Consejeros y Accionistas” ].

Únicamente aplicable a Australia: La publicación en Australia de este documento es conforme a la Licencia de Servicios Financieros en Australia de la filial de MOODY's, Moody's Investors Service Pty Limited ABN 61 003 399 657AFSL 336969 y/o Moody's Analytics Australia Pty Ltd ABN 94 105 136 972 AFSL 383569 (según corresponda). Este documento está destinado únicamente a “clientes mayoristas” según lo dispuesto en el artículo 761G de la Ley de Sociedades de 2001. Al acceder a este documento desde cualquier lugar dentro de Australia, usted declara ante MOODY'S ser un "cliente mayorista" o estar accediendo al mismo como un representante de aquél, así como que ni usted ni la entidad a la que representa divulgarán, directa o indirectamente, este documento ni su contenido a “clientes minoristas” según se desprende del artículo 761G de la Ley de Sociedades de 2001. Las calificaciones crediticias de MOODY'S son opiniones sobre la calidad crediticia de un compromiso de crédito del emisor y no sobre los valores de capital del emisor ni ninguna otra forma de instrumento a disposición de clientes minoristas.

Únicamente aplicable a Japón: Moody's Japan K.K. (“MJKK”) es una agencia de calificación crediticia, filial de Moody's Group Japan G.K., propiedad en su totalidad de Moody’s Overseas Holdings Inc., subsidiaria en su totalidad de MCO. Moody’s SF Japan K.K. (“MSFJ”) es una agencia subsidiaria de calificación crediticia propiedad en su totalidad de MJKK. MSFJ no es una Organización de Calificación Estadística Reconocida Nacionalmente (en inglés, "NRSRO"). Por tanto, las calificaciones crediticias asignadas por MSFJ son no-NRSRO. Las calificaciones crediticias son asignadas por una entidad que no es una NRSRO y, consecuentemente, la obligación calificada no será apta para ciertos tipos de tratamiento en virtud de las leyes de EE.UU. MJKK y MSFJ son agencias de calificación crediticia registradas con la Agencia de Servicios Financieros de Japón y sus números de registro son los números 2 y 3 del Comisionado FSA (Calificaciones), respectivamente.

Mediante el presente instrumento, MJKK o MSFJ (según corresponda) comunica que la mayoría de los emisores de títulos de deuda (incluidos bonos corporativos y municipales, obligaciones, pagarés y títulos) y acciones preferentes calificados por MJKK o MSFJ (según sea el caso) han acordado, con anterioridad a la asignación de cualquier calificación crediticias, abonar a MJKK o MSFJ (según corresponda) por sus servicios de opinión y calificación crediticia por unos honorarios que oscilan entre los JPY125.000 y los JPY550.000.000, aproximadamente.

Asimismo, MJKK y MSFJ disponen de políticas y procedimientos para garantizar los requisitos regulatorios japoneses.

Moodys.com