Moodys.com
Please Note
We brought you to this page based on your search query. If this isn't what you are looking for, you can continue to Search Results for ""
The maximum number of items you can export is 3,000. Please reduce your list by using the filtering tool to the left.
Close
Close
Email Research
Recipient email addresses will not be used in mailing lists or redistributed.
Recipient's
Email

Use semicolon to separate each address, limit to 20 addresses.
Enter the
characters you see
Close
Email Research
Thank you for your interest in sharing Moody's Research. You have reached the daily limit of Research email sharings.
Close
Thank you!
You have successfully sent the research.
Please note: some research requires a paid subscription in order to access.
Already a customer?
LOG IN
Don't want to see this again?
REGISTER
OR
Accept our Terms of Use to continue to Moodys.com:

PLEASE READ AND SCROLL DOWN!

 

By clicking “I AGREE” [at the end of this document], you indicate that you understand and intend these terms and conditions to be the legal equivalent of a signed, written contract and equally binding, and that you accept such terms and conditions as a condition of viewing any and all Moody’s inform​ation that becomes accessible to you [after clicking “I AGREE”] (the “Information”).   References herein to “Moody’s” include Moody’s Corporation, Inc. and each of its subsidiaries and affiliates.

 

Terms of One-Time Website Use

 

1.            Unless you have entered into an express written contract with Moody’s to the contrary, you agree that you have no right to use the Information in a commercial or public setting and no right to copy it, save it, print it, sell it, or publish or distribute any portion of it in any form.               

 

2.            You acknowledge and agree that Moody’s credit ratings: (i) are current opinions of the future relative creditworthiness of securities and address no other risk; and (ii) are not statements of current or historical fact or recommendations to purchase, hold or sell particular securities.  Moody’s credit ratings and publications are not intended for retail investors, and it would be reckless and inappropriate for retail investors to use Moody’s credit ratings and publications when making an investment decision.  No warranty, express or implied, as the accuracy, timeliness, completeness, merchantability or fitness for any particular purpose of any Moody’s credit rating is given or made by Moody’s in any form whatsoever.          

 

3.            To the extent permitted by law, Moody’s and its directors, officers, employees, representatives, licensors and suppliers disclaim liability for: (i) any indirect, special, consequential, or incidental losses or damages whatsoever arising from or in connection with use of the Information; and (ii) any direct or compensatory damages caused to any person or entity, including but not limited to by any negligence (but excluding fraud or any other type of liability that by law cannot be excluded) on the part of Moody’s or any of its directors, officers, employees, agents, representatives, licensors or suppliers, arising from or in connection with use of the Information.

 

4.            You agree to read [and be bound by] the more detailed disclosures regarding Moody’s ratings and the limitations of Moody’s liability included in the Information.     

 

5.            You agree that any disputes relating to this agreement or your use of the Information, whether sounding in contract, tort, statute or otherwise, shall be governed by the laws of the State of New York and shall be subject to the exclusive jurisdiction of the courts of the State of New York located in the City and County of New York, Borough of Manhattan.​​​

I AGREE
Rating Action:

Moody's baja la calificación del gobierno de El Salvador a B1, coloca las calificaciones en revisión para baja adicional

 The document has been translated in other languages

11 Aug 2016

New York, August 11, 2016 -- El día de hoy, Moody's Investors Service ha bajado las calificaciones de emisor y de deuda de El Salvador a B1 de Ba3 y colocó las calificaciones en revisión para una baja adicional.

El principal factor detrás de la baja de calificación a B1 es la falta de capacidad de las autoridades para detener la tendencia al alza de la deuda del gobierno, dado déficits fiscales altos y un bajo crecimiento económico.

La revisión para una baja de calificación adicional evaluará los riesgos de liquidez del gobierno, derivados de una deuda de corto plazo persistentemente alta y en aumento, en un mercado doméstico relativamente pequeño, y la falta de acuerdos legislativos que han impedido en lo que va del año la aprobación de una emisión de deuda de largo plazo para pagar instrumentos de corto plazo. La revisión para una baja adicional permitirá que Moody's pueda evaluar mejor los riesgos de liquidez crecientes y su impacto en el perfil crediticio de El Salvador, además de explorar posibles escenarios que podrían materializarse, dependiendo de la respuesta de política pública del gobierno y el resultado de las negociaciones entre los principales partidos políticos en la Asamblea Legislativa para normalizar la situación de financiamiento y, en última instancia, evitar un evento de crédito.

Moody's bajará las calificaciones de B1 de El Salvador si la revisión fuera a concluir que las medidas son sólo suficientes para frenar temporalmente el incremento de los riesgos de liquidez. En este caso, el resultado de calificación más probable será una baja de calificación de un escalón. Sin embargo, si los riesgos de liquidez del gobierno continúan aumentando y si un acuerdo para aprobar la emisión de deuda de largo plazo para retirar deuda de corto plazo sigue siendo poco probable, una baja de más de un escalón será posible.

Los techos para bonos y depósitos en moneda extranjera de largo plazo fueron rebajados a Ba2 de Ba1. El techo para bonos y depósitos en moneda extranjera de corto plazo no registraron cambios y se mantuvieron en NP.

FUNDAMENTOS DE LAS CALIFICACIONES

FUNDAMENTO PARA LA BAJA DE CALIFICACIÓN A B1 DE Ba3

LOS ESFUERZOS DEL GOBIERNO NO HAN SIDO SUFICIENTES PARA HACER FRENTE A LA TENDENCIA DE INCREMENTO DE LA DEUDA

El principal factor detrás de la baja de calificación a B1 es la falta de capacidad de las autoridades para detener la tendencia al alza de la deuda del gobierno, dado déficits fiscales altos y un bajo crecimiento económico.

Los indicadores de deuda del gobierno se han incrementado consistentemente desde el 2009 impulsados por déficits fiscales en alrededor de 3.6% del PIB que, además de estar relacionados a gastos por concepto de pensiones, han ocurrido debido a un mayor gasto salarial y a subsidios no focalizados. Esperamos que el indicador de deuda a PIB rebase 60% para finales de 2016. El crecimiento del PIB de sólo 2% implica que para que los indicadores de deuda se estabilicen, las autoridades deberán implementar medidas de consolidación fiscal agresivas que impliquen tanto ajustes de ingresos como de gastos. La parálisis política en la Asamblea Legislativa y la falta de mayoría del partido de gobierno hacen que esta tarea sea particularmente difícil.

Como resultado de un aumento lento pero sostenido de los indicadores de deuda, las finanzas del gobierno de El Salvador son más débiles que las de países dentro de la categoría de calificación de Ba. El indicador de deuda a PIB es 15 puntos porcentuales más alto que la mediana de Ba de 47% prevista para 2016. La carga de intereses del gobierno (pago de intereses a ingresos del gobierno) es 4 puntos porcentuales mayor que la mediana de Ba (12.7 % vs. 8.7%). La baja tasa de crecimiento del PIB ha complicado los esfuerzos de consolidación fiscal del gobierno, dado el crecimiento promedio anual de 1.7 % en los últimos diez años, en comparación con la mediana de 3.7 % de los países con calificación de Ba durante el mismo período.

Si las tendencias fiscales y económicas continúan, sin una reforma fiscal o pensional, prevemos que el incremento gradual del indicador de deuda a PIB continuará y se aproximará a 70% para 2020.

La afirmación de las calificaciones de Ba3 el pasado mes de noviembre incorporaba la expectativa de Moody's de que el gobierno tomaría medidas para reducir los déficits fiscales y estabilizar los indicadores de deuda. La agencia calificadora esperaba que esto estuviera respaldado por la aprobación de una reforma de pensiones. Desde entonces, el Gobierno no ha logrado alcanzar un acuerdo con la oposición, y sus esfuerzos fueron frenados dado que el partido gobernante (FMLN) perdió el apoyo de su principal aliado GANA, el tercer partido más grande en la Asamblea Legislativa. Sin los votos de GANA, resulta poco probable que FMLN obtenga los votos necesarios para aprobar una reforma de pensiones dada la fuerte oposición de ARENA, el partido opositor con la mayoría de escaños en la Asamblea.

El sistema de pensiones fue privatizado en 1998 con la intención de moverse hacia un sistema de pensiones de contribuciones definidas. Sin embargo, el sistema sigue funcionando como un régimen de reparto con una porción de las obligaciones corrientes financiadas con el presupuesto del gobierno, mientras que la mayoría de las contribuciones se añaden a los fondos de pensiones privados para futuros pagos de pensiones. Además, varias decisiones legislativas tomadas durante la última década con el fin de incrementar los beneficios del sistema privado, y hacerlo equivalente al viejo sistema, han hecho que la transición sea más costosa. Según las estimaciones del gobierno, los gastos por concepto de pensiones incluidos en el presupuesto fiscal han rondado el 1.8 % del PIB durante el período 2005-2015 y se prevé que en términos generales se mantendrán igual durante los próximos diez años. La acumulación de gastos por concepto de pensiones anuales de alrededor de 2% del PIB ha conducido a un incremento sostenido en emisiones de deuda para financiar pensiones, que ahora representan el 13.8 % del PIB.

Los costos de pensiones representan alrededor de la mitad del déficit fiscal. Si no se hace frente al tema del costo fiscal de las pensiones, cualquier otro esfuerzo fiscal tendrá poco impacto en detener la tendencia de la deuda.

FUNDAMENTO PARA LA REVISIÓN PARA UNA BAJA DE CALIFICACIÓN ADICIONAL

La decisión de Moody's de iniciar una revisión para una baja adicional permitirá a la agencia calificadora evaluar de una mejor manera el impacto que los riesgos de liquidez tienen en el perfil crediticio de El Salvador, y explorar los posibles escenarios que podrían concretarse, los cuales dependerán de la respuesta de política pública del gobierno y del resultado de las negociaciones entre los principales partidos políticos en la Asamblea Legislativa, con el fin de aliviar las presiones de financiamiento y, en última instancia, evitar un evento de crédito.

El gobierno de El Salvador enfrenta mayores riesgos de liquidez debido al sostenido incremento de préstamos de deuda de corto plazo (LETES), que se posiciona actualmente por encima de los umbrales históricos, lo cual presiona a los bancos locales en términos de su capacidad y voluntad para absorber montos adicionales. El gobierno no ha logrado una aprobación en la Asamblea Legislativa para emitir deuda de largo plazo y ha sido obligado a autofinanciarse con deuda de corto plazo. Dado que se requiere una mayoría de dos terceras partes de los votos en la Asamblea Legislativa para aprobar la emisión de deuda de largo plazo, el partido gobernante (FMLN) necesita el apoyo del principal partido opositor (ARENA) para obtener la aprobación.

Los anteriores gobiernos siempre han conseguido negociar un acuerdo con la oposición para emitir deuda de largo plazo y retirar LETES cuando el monto en circulación alcanzaba el monto de USD 800 millones. Desde enero de 2016, los LETES superaron la marca de los USD 800 millones, un nivel en el cual las condiciones de refinanciamiento comenzaron a deteriorarse. En marzo, los LETES alcanzaron su máximo histórico de USD 937 millones y luego cayeron a USD 857 millones en mayo, ya que el Gobierno limitó los gastos y se benefició de una fuerte recaudación de impuestos.

A la fecha, no existe ningún indicio de que los dos partidos alcancen un acuerdo pronto.

FACTORES QUE PODRÍAN RESULTAR EN UNA BAJA DE CALIFICACIÓN ADICIONAL

Moody's bajará la calificación de B1 de El Salvador si la revisión fuera a concluir que el acuerdo entre los dos partidos políticos, u otras medidas del gobierno, son sólo suficientes para frenar temporalmente el aumento de los riesgos de liquidez, proporcionando así un descanso temporal a las finanzas del gobierno y, por lo tanto, retrasando un acuerdo integral sobre las reformas fiscales y de pensiones. El resultado de calificación más probable en esa instancia sería una baja de un escalón. No obstante, si los riesgos de liquidez del gobierno continúan aumentando, y un acuerdo para aprobar la emisión de deuda de largo plazo continua siendo poco probable antes de finales de este año, una baja de calificación de más de un escalón será posible.

FACTORES QUE PODRÍAN CONFIRMAR LA CALIFICACIÓN EN SU NIVEL ACTUAL

Dada la decisión de Moody's de iniciar una revisión de calificación a la baja, un alza de la calificación es poco probable en este momento. La calificación de El Salvador podría ser confirmada en B1 si el gobierno es capaz de reducir considerablemente sus riesgos de liquidez y/o si recibe aprobación de la Asamblea Legislativa para la emisión de deuda de largo plazo para retirar LETES. Adicionalmente, el acuerdo de un plan creíble y detallado para enfrentar los continuos déficits fiscales y el alza de la razón de deuda, acordado entre los principales partidos políticos, o bajo un programa del FMI, respaldarían una confirmación de la calificación.

PIB per cápita (base PPA, US$): 8,303 (2015 Efectivo) (también conocido como Ingreso per Cápita)

Crecimiento Real del PIB (cambio porcentual): 2.5% (2015 Efectivo) (también conocido como Crecimiento del PIB)

Tasa de Inflación (cambio porcentual dic/dic): 1% (2015 Efectivo)

Balance Fiscal de la Administración Central/PIB: -3.3% (2015 Efectivo) (también conocido como Balance Fiscal)

Balance de la Cuenta Corriente/PIB: -3.6% (2015 Efectivo) (también conocido como Balance Externo)

Deuda Externa/PIB: 59.9% (2015 Efectivo)

Nivel de desarrollo económico: Bajo nivel de resistencia económica

Historia de mora: Ningún episodio de mora registrado desde 1983.

El 9 de agosto de 2016, un comité de calificación fue convocado para discutir la calificación del gobierno de El Salvador. Los principales puntos planteados durante el debate fueron: La fortaleza institucional se ha reducido sustancialmente. La fortaleza fiscal o financiera del emisor, incluido el perfil de la deuda, ha disminuido sustancialmente. El emisor se ha vuelto más susceptible a eventos de riesgo.

La principal metodología empleada en estas calificaciones es Sovereign Bond Ratings publicado en diciembre de 2015. Favor de consultar la página de Metodologías de Calificaciones en www.moodys.com para obtener una copia de esta metodología.

De ser aplicable, el peso de cada uno de los factores de calificación se describe en la metodología utilizada para esta acción de calificación.

ACLARACIONES REGULATORIAS

Con respecto a las calificaciones emitidas en un programa, serie o categoría/ tipo de deuda, este anuncio proporciona aclaraciones regulatorias relevantes en relación a cada calificación de un bono o nota de la misma serie o categoría/clase de deuda emitida con posterioridad o conforme a un programa para el cual las calificaciones son derivadas exclusivamente de calificaciones existentes, de acuerdo con las prácticas de calificación de Moody's. Con respecto a las calificaciones emitidas sobre una entidad proveedora de soporte, este anuncio proporciona aclaraciones regulatorias relevantes en relación a la acción de calificación referente al proveedor de soporte y en relación a cada acción de calificación particular de instrumentos cuyas calificaciones derivan de las calificaciones crediticias de la entidad proveedora de soporte. Con respecto a calificaciones provisionales, este anuncio proporciona aclaraciones regulatorias relevantes con relación a la calificación provisional asignada y en relación a la calificación definitiva que podría ser asignada con posterioridad a la emisión final de deuda, en cada caso en el que la estructura y términos de la transacción no hayan cambiado antes de la asignación de la calificación definitiva de manera tal que hubieran afectado la calificación. Para mayor información, favor de consultar la pestaña de calificaciones en la página del emisor/entidad correspondiente en www.moodys.com

Con respecto a cualquier entidad y/o instrumento calificado afectado que reciba apoyo crediticio directo de la(s) principal(es) entidad(es) a que se refiere esta acción de calificación, y cuyas calificaciones pudieran cambiar como resultado de esta acción de calificación, las aclaraciones regulatorias serán aquellas asociadas con la entidad garante. Existen excepciones a este enfoque para efectos de las siguientes aclaraciones, en caso de ser aplicables en la jurisdicción: Servicios Auxiliares, Revelación a la entidad calificada, Revelación de la entidad calificada.

Las aclaraciones regulatorias contenidas en este comunicado de prensa aplican a la calificación crediticia y, de ser aplicable, a la perspectiva de la calificación o revisión de calificación respectiva.

Favor de entrar a www.moodys.com para actualización de cambios del analista líder de calificación y de la entidad legal de Moody's que emitió la calificación.

Favor de ir a la pestaña de calificaciones en la página del emisor/entidad en www.moodys.com para obtener las revelaciones regulatorias adicionales de cada calificación crediticia.

Favor de entrar a www.moodys.com para actualización de cambios del analista líder de calificación y de la entidad legal de Moody's que emitió la calificación.

Favor de ir a la pestaña de calificaciones en la página del emisor/entidad en www.moodys.com para obtener las revelaciones regulatorias adicionales de cada calificación crediticia.

Ariane Ortiz-Bollin
Analyst
Sovereign Risk Group
Moody's Investors Service, Inc.
250 Greenwich Street
New York, NY 10007
U.S.A.
JOURNALISTS: 212-553-0376
SUBSCRIBERS: 212-553-1653

Atsi Sheth
MD - Sovereign Risk
Sovereign Risk Group
JOURNALISTS: (852) 3758 -1350
SUBSCRIBERS: (852) 3551-3077

Releasing Office:
Moody's Investors Service, Inc.
250 Greenwich Street
New York, NY 10007
U.S.A.
JOURNALISTS: 212-553-0376
SUBSCRIBERS: 212-553-1653

No Related Data.
© 2021 Moody's Corporation, Moody's Investors Service, Inc., Moody's Analytics, Inc. y/o sus licenciadores y filiales (conjuntamente “MOODY’S”). Todos los derechos reservados.

LAS CALIFICACIONES CREDITICIAS EMITIDAS POR MOODY'S Y SUS FILIALES CONSTITUYEN SUS OPINIONES ACTUALES DE MOODY'S RESPECTO AL RIESGO CREDITICIO FUTURO DE ENTIDADES, COMPROMISOS CREDITICIOS, O INSTRUMENTOS DE DEUDA O SIMILARES, Y MATERIALES, PRODUCTOS, SERVICIOS E INFORMACIÓN PUBLICADA POR MOODY’S (COLECTIVAMENTE LAS “PUBLICACIONES”) PUDIENDO LAS PUBLICACIONES DE MOODY'S INCLUIR OPINIONES ACTUALES. MOODY'S DEFINE EL RIESGO CREDITICIO COMO EL RIESGO DERIVADO DE LA IMPOSIBILIDAD POR PARTE DE UNA ENTIDAD DE CUMPLIR CON SUS OBLIGACIONES FINANCIERAS CONTRACTUALES A SU VENCIMIENTO Y LAS PÉRDIDAS ECONÓMICAS ESTIMADAS EN CASO DE INCUMPLIMIENTO O INCAPACIDAD. CONSULTE LOS SIMBOLOS DE CLASIFICACIÓN Y DEFINICIONES DE CALIFICACIÓN APLICABLES DE MOODY’S PARA OBTENER INFORMACIÓN SOBRE LOS TIPOS DE OBLIGACIONES FINANCIERAS CONTRACTUALES ENUNCIADAS POR LAS CALIFICACIONES DE MOODY'S CREDIT. LAS CALIFICACIONES CREDITICIAS NO HACEN REFERENCIA A NINGÚN OTRO RIESGO, INCLUIDOS A MODO ENUNCIATIVO Y NO LIMITATIVO: RIESGO DE LIQUIDEZ, RIESGO RELATIVO AL VALOR DE MERCADO O VOLATILIDAD DE PRECIOS. LAS CALIFICACIONES CREDITICIAS, EVALUACIONES NO CREDITICIAS (“EVALUACIONES”) Y OTRAS OPINIONES INCLUIDAS EN LAS PUBLICACIONES DE MOODY'S NO SON DECLARACIONES DE HECHOS ACTUALES O HISTÓRICOS. LAS PUBLICACIONES DE MOODY'S PODRÁN INCLUIR ASIMISMO PREVISIONES BASADAS EN UN MODELO CUANTITATIVO DE RIESGO CREDITICIO Y OPINIONES O COMENTARIOS RELACIONADOS PUBLICADOS POR MOODY'S ANALYTICS, INC. Y/O SUS FILIALES. LAS CALIFICACIONES CREDITICIAS, EVALUACIONES, OTRAS OPINIONES Y PUBLICACIONES DE MOODY'S NO CONSTITUYEN NI PROPORCIONAN ASESORAMIENTO FINANCIERO O DE INVERSIÓN, Y CALIFICACIONES CREDITICIAS, EVALUACIONES Y OTRAS OPINIONES DE MOODY’S NO SON NI SUPONEN RECOMENDACIÓN ALGUNA PARA LA COMPRA, VENTA O MANTENIMIENTO DE VALORES CONCRETOS. LAS CALIFICACIONES CREDITICIAS, EVALUACIONES, OTRAS OPINIONES Y PUBLICACIONES DE MOODY'S NO CONSTITUYEN COMENTARIO ALGUNO SOBRE LA IDONEIDAD DE UNA INVERSIÓN PARA UN INVERSOR CONCRETO. MOODY'S EMITE SUS CALIFICACIONES CREDITICIAS, EVALUACIONES Y OTRAS OPINIONES Y PUBLICA SUS INFORMES EN LA CONFIANZA Y EN EL ENTENDIMIENTO DE QUE CADA INVERSOR LLEVARÁ A CABO, CON LA DEBIDA DILIGENCIA, SU PROPIO ESTUDIO Y EVALUACIÓN DEL INSTRUMENTO QUE ESTÉ CONSIDERANDO COMPRAR, CONSERVAR O VENDER.

LAS CALIFICACIONES CREDITICIAS, EVALUACIONES, OTRAS OPINIONES Y PUBLICACIONES NO ESTÁN DESTINADAS PARA SU USO POR INVERSORES MINORISTAS Y SERÍA TEMERARIO E INAPROPIADO POR PARTE DE LOS INVERSORES MINORISTAS TENER EN CUENTA LAS CALIFICACIONES CREDITICIAS, EVALUACIONES, OTRAS OPINIONES O LAS PUBLICACIONES DE MOODY'S AL TOMAR CUALQUIER DECISIÓN SOBRE EN MATERIA DE INVERSIÓN. EN CASO DE DUDA, DEBERÍA PONERSE EN CONTACTO CON SU ASESOR FINANCIERO U OTRO ASESOR PROFESIONAL.

TODA LA INFORMACIÓN CONTENIDA EN EL PRESENTE DOCUMENTO ESTÁ PROTEGIDA POR LEY, INCLUIDA A MODO DE EJEMPLO LA LEY DE DERECHOS DE AUTOR (COPYRIGHT) NO PUDIENDO PARTE ALGUNA DE DICHA INFORMACIÓN SER COPIADA O EN MODO ALGUNO REPRODUCIDA, RECOPILADA, TRANSMITIDA, TRANSFERIDA, DIFUNDIDA, REDISTRIBUIDA O REVENDIDA, NI ARCHIVADA PARA SU USO POSTERIOR CON ALGUNO DE DICHOS FINES, EN TODO O EN PARTE, EN FORMATO, MANERA O MEDIO ALGUNO POR NINGUNA PERSONA SIN EL PREVIO CONSENTIMIENTO ESCRITO DE MOODY'S.

LAS CALIFICACIONES CREDITICIAS, EVALUACIONES, OTRAS OPINIONES YLAS PUBLICACIONES DE MOODY'S NO ESTÁN DESTINADAS PARA SU USO POR PERSONA ALGUNA COMO PARÁMETRO, SEGÚN SE DEFINE DICHO TÉRMINO A EFECTOS REGULATORIOS, Y NO DEBERÁN UTILIZARSE EN MODO ALGUNO QUE PUDIERA DAR LUGAR A CONSIDERARLAS COMO UN PARÁMETRO.

Toda la información incluida en el presente documento ha sido obtenida por MOODY'S a partir de fuentes que estima correctas y fiables. No obstante, debido a la posibilidad de error humano o mecánico, así como de otros factores, toda la información aquí contenida se proporciona “TAL Y COMO ESTÁ”, sin garantía de ningún tipo.

MOODY'S adopta todas las medidas necesarias para que la información que utiliza al asignar una calificación crediticia sea de suficiente calidad y de fuentes que Moody's considera fiables, incluidos, en su caso, terceros independientes. Sin embargo, Moody's no es una firma de auditoría y no puede en todos los casos verificar o validar de manera independiente la información recibida en el proceso de calificación o en la elaboración de las Publicaciones.

En la medida en que las leyes así lo permitan, MOODY's y sus consejeros, directivos, empleados, agentes, representantes, licenciadores y proveedores declinan toda responsabilidad frente a cualesquiera personas o entidades con relación a pérdidas o daños indirectos, especiales, derivados o accidentales de cualquier naturaleza, derivados de o relacionados con la información aquí contenida o el uso o imposibilidad de uso de dicha información, incluso cuando MOODY's o cualquiera de sus consejeros, directivos, empleados, agentes, representantes, licenciadores o proveedores fuera avisado previamente de la posibilidad de dichas pérdidas o daños, incluidos a titulo enunciativo que no limitativo: (a) lucro cesante presente o futuro o (b) pérdida o daño surgido en el caso de que el instrumento financiero en cuestión no sea objeto de calificación crediticia concreta otorgada por MOODY'S.

En la medida en que las leyes así lo permitan, MOODY's y sus consejeros, directivos, empleados, agentes, representantes, licenciadores y proveedores declinan toda responsabilidad con respecto a pérdidas o daños directos o indemnizatorios causados a cualquier persona o entidad, incluido a modo enunciativo que no limitativo, negligencia (excluido, no obstante, el fraude, la conducta dolosa o cualquier otro tipo de responsabilidad que, en aras de la claridad, no pueda ser excluida por ley), por parte de MOODY's o cualquiera de sus consejeros, directivos, empleados, agentes, representantes, licenciadores o proveedores, o con respecto a toda contingencia dentro o fuera del control de cualquiera de los anteriores, derivada de o relacionada con la información aquí contenida o el uso o imposibilidad de uso de tal información.

MOODY'S NO OTORGA NI OFRECE GARANTÍA ALGUNA, EXPRESA O IMPLÍCITA, CON RESPECTO A LA PRECISIÓN, OPORTUNIDAD, EXHAUSTIVIDAD, COMERCIABILIDAD O IDONEIDAD PARA UN FIN DETERMINADO SOBRE CALIFICACIONES CREDITICIAS, EVALUACIONES Y DEMÁS OPINIONES O INFORMACIÓN.

Moody's Investors Service, Inc., agencia de calificación crediticia, filial al 100% de Moody's Corporation (“MCO”), informa por la presente que la mayoría de los emisores de títulos de deuda (incluidos bonos corporativos y municipales, obligaciones, notas y pagarés) y acciones preferentes calificados por Moody's Investors Service, Inc. han acordado, con anterioridad a la asignación de cualquier calificación, abonar a Moody's Investors Service, Inc. por sus servicios de opinión y calificación por unos honorarios que oscilan entre los $1.000 dólares y aproximadamente a los 5.000.000 dólares. MCO y Moody’s Investors Service también mantienen asimismo políticas y procedimientos para garantizar la independencia de las calificaciones y los procesos de asignación de calificaciones crediticias de Moody’s Investors Service. La información relativa a ciertas relaciones que pudieran existir entre consejeros de MCO y entidades calificadas, y entre entidades que tienen asignadas calificaciones crediticias de Moody’s Investors Service y asimismo han notificado públicamente a la SEC que poseen una participación en MCO superior al 5%, se publica anualmente en www.moodys.com, bajo el capítulo de “Investor Relations – Corporate Governance – Director and Shareholder Affiliation Policy” ["Relaciones del Accionariado - Gestión Corporativa - Política sobre Relaciones entre Consejeros y Accionistas” ].

Únicamente aplicable a Australia: La publicación en Australia de este documento es conforme a la Licencia de Servicios Financieros en Australia de la filial de MOODY's, Moody's Investors Service Pty Limited ABN 61 003 399 657AFSL 336969 y/o Moody's Analytics Australia Pty Ltd ABN 94 105 136 972 AFSL 383569 (según corresponda). Este documento está destinado únicamente a “clientes mayoristas” según lo dispuesto en el artículo 761G de la Ley de Sociedades de 2001. Al acceder a este documento desde cualquier lugar dentro de Australia, usted declara ante MOODY'S ser un "cliente mayorista" o estar accediendo al mismo como un representante de aquél, así como que ni usted ni la entidad a la que representa divulgarán, directa o indirectamente, este documento ni su contenido a “clientes minoristas” según se desprende del artículo 761G de la Ley de Sociedades de 2001. Las calificaciones crediticias de MOODY'S son opiniones sobre la calidad crediticia de un compromiso de crédito del emisor y no sobre los valores de capital del emisor ni ninguna otra forma de instrumento a disposición de clientes minoristas.

Únicamente aplicable a Japón: Moody's Japan K.K. (“MJKK”) es una agencia de calificación crediticia, filial de Moody's Group Japan G.K., propiedad en su totalidad de Moody’s Overseas Holdings Inc., subsidiaria en su totalidad de MCO. Moody’s SF Japan K.K. (“MSFJ”) es una agencia subsidiaria de calificación crediticia propiedad en su totalidad de MJKK. MSFJ no es una Organización de Calificación Estadística Reconocida Nacionalmente (en inglés, "NRSRO"). Por tanto, las calificaciones crediticias asignadas por MSFJ son no-NRSRO. Las calificaciones crediticias son asignadas por una entidad que no es una NRSRO y, consecuentemente, la obligación calificada no será apta para ciertos tipos de tratamiento en virtud de las leyes de EE.UU. MJKK y MSFJ son agencias de calificación crediticia registradas con la Agencia de Servicios Financieros de Japón y sus números de registro son los números 2 y 3 del Comisionado FSA (Calificaciones), respectivamente.

Mediante el presente instrumento, MJKK o MSFJ (según corresponda) comunica que la mayoría de los emisores de títulos de deuda (incluidos bonos corporativos y municipales, obligaciones, pagarés y títulos) y acciones preferentes calificados por MJKK o MSFJ (según sea el caso) han acordado, con anterioridad a la asignación de cualquier calificación crediticias, abonar a MJKK o MSFJ (según corresponda) por sus servicios de opinión y calificación crediticia por unos honorarios que oscilan entre los JPY125.000 y los JPY550.000.000, aproximadamente.

Asimismo, MJKK y MSFJ disponen de políticas y procedimientos para garantizar los requisitos regulatorios japoneses.

Moodys.com